“De hombre a hombre”, hablemos de nosotros sin complejos, aprendamos de las mujeres ellas lo hacen sin ningún problema. A los tíos nos han educado para que no hablemos de nosotros mismos y mucho menos de nuestra cintura para abajo, “eso es cosa de gays”, nos dicen. Ser gay, bi o hetero es algo más que esto. Este blog seguro que le gustará a los gays, bienvenidos sean, pero también serán bien recibido los heteros. Interesa la opinión y la aportación de todos, más que la mía. Pónganse cómodos y disfruten estando entre iguales, entre hombres y hablemos “de paquete a paquete”.

TRANSLATE

jueves, 28 de abril de 2011

EN LOS VESTUARIOS

Los que por el trabajo o por practicar algún deporte, como es la natación en mi caso, utilizamos los vestuarios sabemos que en ellos vemos de todo. Bueno y malo, también.
Y algún día podíamos comentar también todo lo que se habla y oímos. Hay para todo.


Una de las cosas que podemos comprobar dentro de los vestuarios es que está claro que todos, y digo todos, nos fijamos en los paquetes de los demás. Es curioso ver que disimulados somos para mirar de reojos al de al lado, desde el más macho y hetero hasta el ultimo gay que haya. Está claro que nos gusta ver buenos paquetes, proque nos gusta, porque nos identificamos con nuestros iguales y porque nos comparamos. Y no nos engañemos, esto nada tiene que ver con la condición sexual, a todos nos gusta tener un buen paquete. Es nuestra seña de identidad masculina.


Hay que agradecer a los fotógrafos deportivos que algunas veces nos permiten ver el interior de los vestuarios y, por lo tanto el interior de los deportista. Pero también hay que agradecer a los atrevidos mirones que consiguen tomar estas fotos.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Ya he visto al de la segunda foto, el de los casilleros rojos en varias fotos, me gustaría mucho ver la secuencia completa.

También me gustaría ver una entrada de penes no circundados.

Vatore Sculpt dijo...

Estas fotos son muy cachondas, la verdad es que el momento vestuario es lo más sugerente. Una vez me pasó una cosa curiosa. estaba en el vestuario del gimnasio, lo mejor es que era muy pequeño por lo que el roce con alguno que otro era casi obligatorio, la gente no para de pedir perdón por invadir tu espacio vital, pero claro, a mí que me pidan perdón por eso las veces que sea necesario, que me encanta que me pongan el culo o la polla a un palmo de la cara uffff. En mi gimnasio hay un tío espectacular guapo, con un cuerpazo de escándalo y con un culo y una polla para comérsela y no dejar de tener hambre. Y un día comentó envoz alta a los 5 tíos que estábamos allí: ¿Habéis visto a ese? Nos estab comiendo con la miradas. Jodido maricas, ahora se va a su casa y después de habernos visto a todos en pelotas se hará una paja acordándose de nosotros....
A todo esto estábamos todos secándonos tras la ducha. Ckaro, yo me quedé un poco cortado, porque yo también había registrado en mi retina cada centímetro de piel de todos ellos, y debo aceptar que en más de una ocasión, llegaba a mi casa y me la cascaba acordándome de esos rabos y esos culazos.... Parecía que me estab leyendo la mente. Yo no dije nada, pero el resto del personal le coreó el comentario homófobo con algún que otro comentario desagradable...
Lo que no dijo ninguno de los que estaba allí es que más de uno a lo mejor no se hacía una paja, pero yo sí me di cuenta de que más de uno no perdió detalle de las pollas ajenas... aquí el que no corre vuela.

Anónimo dijo...

me encantan los vestuarios toda esa tensión sexual, es como estar en el olimpo jaja.

Anónimo dijo...

Estoy de acuerdo con el ultimo comentario. Es cierto que en los vestuarios y duchas se respira tendion sexual. Yo creo que independientemente de la condicion sexual, hetero, homo o bi como es mi caso, es vestar rodeado de gente desnuda y estandolo tu tambien, toda esa genitalidad hace que el sexo este presente en nuestras mentes. De ahi que mas de uno se empalme. Y creo que si mo fuera por prejuicios y el que diran todos nos tocariamos unos a los otros y practicariamos sexo con los de al lado siendo hombres o mujeres solo pensando que somos personas y nos podemos proporcionar placer independientemente de lo que tengamos entre las piernas. Y que digan lo que quieran, todos los tios nos miramos las pollas en los vestuarios unos a otros y eso nos pone. El que diga lo contrario miente. Saludoa mios y de mi paquete